25 mayo, 2010

Bibliotecas Escolares ¿El último reino del papel?


Acaba de publicarse el libro titulado BIBLIOTECAS ESCOLARES ¿ÚLTIMO REINO DEL PAPEL? que he coordinado junto con Manuel Ortiz. Ha sido editado por el CEP de la Orotava (Tenerife) con cofinanciación del Gobierno de Canarias y el Ministerio de Educación. Se ha publicado en formato tradicional en papel, pero también hay una versión on line.

Es un  texto colectivo donde nos hemos planteado analizar ¿qué sentido tienen las bibliotecas escolares en la formación de los futuros ciudadanos del siglo XXI? ¿qué papel educativo tiene el libro impreso en la escuela de la era digital? ¿qué propuestas de futuro tenemos que elaborar cara a que los centros educativos sigan manteniendo espacios físicos dedicados a la cultura difundida en papel? ¿ para qué sirven hoy en día las bibliotecas en las escuelas? ¿en qué medida éstas siguen favoreciendo, animando y estimulando la experiencia de la lectura en los niños y adolescentes? ¿las bibliotecas en general, y particularmente las escolares, serán el último reino del papel en la sociedad del tercer milenio?.

Este libro está organizado en dos grandes partes o bloques temáticos: uno primero dedicado a ofrecer visiones o análisis críticos del presente y futuro de las bibliotecas en los que participan autores de diferentes universidades e instituciones españolas, y una segunda, destinada a presentar y difundir prácticas bibliotecarias desarrolladas en centros educativos del archipiélago. Está prologado por el periodista y escritor Juan Cruz.


Podeis acceder al mismo on line en esta versión animada en ISSU

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi nombre es Adriana Juárez Villar, vivo en México y me ha parecido muy interesante la propuesta de reflexionar sobre la importancia que tienen las bibliotecas.
Las bibliotecas como tal no desaparecerán, ya que aunque internet es un medio de acceso a algunos libros, no todos están contenidos en ella y además, por ejemplo en México, la pirámide poblacional se está invirtiendo, y dentro de poco tiempo seremos más las personas viejas los que habitemos el país, luego entonces, las deficiencias naturales se harán presentes y no podremos, como los jóvenes acceder a la lectura de libros a través de la internet.
Por lo menos es gratificante tener un libro entre las manos, ir pasando las páginas una a una e ir dándose cuenta de cómo avanza la lectura.
Por internet, hay más distractores y estamos saltando de un lado a otro y no concentramos los esfuerzos de lectura en un solo documento.
Que bien que haya quien se preocupa por esta temática. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Mi nombre es Carlos H.

Me permito anexar algunas consideraciones que me resultan importantes, hoy en dia el internet es la tecnologia de moda, todo se quiere hacer sobre internet, bueno ya existe el concepto de sexo virtual.

El internet como medio a un no logra la popularidad que el radio o la television, se calcula que solo un 30% de las personas tienen acceso a internet, lo cual a alargado su tiempo de notoriedad y sorpresa, al igual que el radio y la television se ajustara a nuestra vida y sera una herramienta que modificara la forma de vivir que conocemos actualmente, pero ni eliminara los libros, ni las bibliotecas saldran de uso ni desplazara a la educación presencial, para manejar un auto se requiere un auto, nadie le confiaria la vida a alguien que hoy solo haya usado simuladores para manejar.

Elizabeth dijo...

Hola, mi nombre es Elizabeth Pérez Aguilar.

Este artículo sobre el papel de los libros y las bibliotecas me ha parecido muy interesante, puedo imaginar que el libro al que hace referencia también lo es. Quisiera comentar con base en mi experiencia, que muchos de los recursos que se encuentran en internet son muy valiosos, pero requiere de ser cuidadosos en el momento de realizar las consultas, pero lo más importante es que estos tienen su origen o fundamento en un libro. Con un libro podemos aplicar estrategias para leerlos y estudiarlos que con un archivo electrónico serían difíciles de realizar. Aún cuando se estudia a distancia mediante tecnologías de la información es deseable poder tener libros, letras en papel, para desarrollar el proceso de aprendizaje, por lo que no creo que los libros y las bibliotecas puedan desaparecer. Todos deberíamos tener al menos una pequeña biblioteca personal.
Saludos.

Circe Valderrama dijo...

Me parece una labor no sólo importante sino indispensable lo que usted junto con colegas españoles están haciendo para redefinir el papel de las bibliotecas en esta era digitalizada. Bien por esa visión de cambio, con una propuesta concreta para que las autoridades gubernamentales y magisteriales específicamente vuelvan su mirada a retomar lo que ustedes han diseñado. Comparto su idea de que sólo con esta “actitud 2.0” se podrá dar respuesta a los nuevos requerimientos de los usuarios; el nuevo rol que definen para el Bibliotecario de esta era como un alfabetizador digital es justo lo que se requiere para ayudar a los estudiantes, de cualquier edad, a no perderse en la gran maraña de información de la red. Así, la esencia de las bibliotecas continuará vigente, su papel tradicional de mediador entre la información y el usuario, es indispensable y sólo deberán ir adaptando nuevos medios y herramientas como se menciona en el libro.
Algo que me parece de lo más significativo es el nuevo objetivo de “Ayudar al ciudadano a entender las tecnologías y a usarlas de forma eficaz”. Cierto es que necesitamos aprender el uso de las nuevas TICs para no naufragar en nuestros intentos de búsqueda y validación de información en la red.
Me parece muy congruente, y ejemplificativo a la vez, que el libro al que se hace referencia aparezca completo en forma digitalizada y que tengamos acceso a él desde este Blog, de no ser por la red, no hubiese tenido la oportunidad de echarle una buena ojeada y conocer sus propuestas.
Y hablando de información validada, que diferente es tener acceso a un documento crítico, argumentativo que me abrió todo un panorama respecto a lo que puede ocurrir con los libros impresos, pues le comento que el día de ayer leí un artículo de Alberto Castillo Pérez, que me pareció sin duda interesante, pero que me causó un efecto de angustia más que de reflexión. Anoto los datos por si quiere echarle una mirada: ¿Adiós libro, bienvenido e-reader? 13-mayo-2010
http://blogs.eluniversal.com.mx/metacultura/
Le envío un cordial saludo desde la hermosa Ciudad de México.
Circe Valderrama

alexandra dijo...

Y andaba yo con la cabeza revuelta para mejorar la Biblioteca del centro . Y ahora sólo me queda daros las gracias por darme la oportunidad de leer un libro sobre un soporte que no de papel, en mi lugar habitual (la cama , mi portatil y mi e- donde anoto,...)y recordar lo feliz que he sido en mi niñez- adolescencia- compartida, en la vieja, fría y lúgubre bibliotaca cercana a mi casa de entonces.

Anónimo dijo...

Claudia Illanes Iturri

Me gustaría hacerles conocer mi parecer. Los recursos en linea aun no son democráticos. Es decir, no todos tiene acceso a ellos y el costo de los libros de papel aún son muy caros. Las bibliotecas de aula o escolares aún tienen la labor de socializar y brindar oporunidades de buena literatura a personas con distintas carencias. Creo que la tecnología corre a pasos gigantes, pero con esa rapidez no llega a los más desfavorecidos, estamos en el analfabetismo informático. Es necesario ser consciente del desarrollo de las tecnologìas, pero no deslumbrarnos.

Manuel Area dijo...

gracias por todas vuestras opiniones

para mi la biblioteca sigue siendo un un espacio indispensable en la era digital

además de leer en pantalla en mi hogar, sigo disfrutando con el silencio de una biblioteca en la que hay infinitos libros ...

Jordi Adell dijo...

Lástima que no se pueda bajar e imprimir. Ya estoy viejo para leer tanto en pantalla :-(

Jordi.