20 octubre, 2008

La inevitable llegada del libro electrónico (o e-book)


En anteriores mensajes he hecho referencia al libro electrónico o ebook. Todavía esta "nueva tecnología" sigue siendo una rareza o artefacto exótico que pocos todavía poseen o usan. Sin embargo, muchos ya hemos oído hablar de ella e incluso pensamos que la misma es inevitable.

El monopolio del papel como soporte físico del texto escrito está llegando a su fin. Los libros, tal como los hemos conocido en estos dos últimos siglos, van a desaparecer como producto de consumo en masa. Sé que a muchas personas de mi edad esta afirmación pudiera parecerles excesiva e incluso nociva para la cultura ya que mi generación fue educada en la mitificación del libro como objeto cultural por antonomasia. Como ya he afirmado en otras ocasiones, el texto o el libro no desaparecen. Lo que cambiará será el soporte de almacenamiento y difusión de la obra, la estructura y formato de representación de la misma y, en consecuencia, la forma de acceso y consumo que realizan los lectores.

¿Por qué este miedo e incertidumbre ante el inevitable final de la industria de los libros de papel? ¿Por qué esas voces apocalípticas que dicen que estamos ante el ocaso del pensamiento humanista y el triunfo del consumismo iconográfico? ¿Por qué esta mitificación de la letra impresa y ese desprecio hacia el hipertexto digital? ¿Por qué esta visión negativista ante el libro electrónico?

Puedo entender esta posición de alarma entre quienes son profesionales y viven del negocio de las publicaciones en papel (editores, impresores, libreros, traductores, escritores, representantes, distribuidores, etc.) ya que está en juego su forma de ganarse la vida, el salario que reciben y su status socioeconómico. Pero no puedo -o soy incapaz- de comprender la resistencia que manifiestan muchos lectores, sobre todo docentes, hacia los instrumentos digitales para la lectura. Los ebooks, a quienes somos lectores, nos abren nuevos servicios, formas alternativas y usos de los libros más cómodas, accesibles y baratas. Evidentemente perdemos el olor de la tinta y el tacto del papel, pero ganamos en cantidad y comodidad de acceso a las obras (y de interactividad con las mismas).

Curiosamente escribo estas ideas en un periodo álgido de la publicaciones en papel. Basta consultar las cifras de número de libros publicados, de ventas y de monto económico en España. La consulta de estas estadísticas nos indica que nunca se ha producido, publicado y generado tanto dinero con las obras impresas como en estos últimos años. Véase para confirmarlo los informes y estadísticas que ofrece la Federación de Gremios de Editores de España. En el informe correspondiente al año 2007 se concluye que "la facturación global ha alcanzado la cifra de 3.123,17 millones de euros, un 3,6% más que en el ejercicio anterior" .El negocio del libro en papel parece estar en un momento de esplendor, pero intuyo que es el "canto del cisne". Y ello obligará necesariamente a redefinir y reconstruir el papel de los editores, libreros y demás profesionales de la industria del libro ante la cultura digital.

Recuérdese que hace una década la industria discográfica estaba en un momento de esplendor. El número de discos en soporte de CDROM que se publicaban y vendían era muy relevante y en menos de diez años el panorama ha cambiado radicalmente: el CDROM es actualmente un soporte en retroceso y condenado a la desaparición. Por el contrario la aparición y popularización de otros soportes digitales como el MP3, la telefonía móvil o el iPOD permiten almacenar y acceder a una cantidad ingente de música que uno puede transportar con facilidad y oírla en cualquier lugar. Por otra parte, las redes tipo emonkey, ares, emule, etc. han permitido la fácil y rápida elaboración de copias de archivos musicales y su distribución a gran escala sin gastos para el consumidor. Todo ello ha provocado que la industria discográfica tal como funcionó hasta ahora esté desapareciendo. Pero esto no significa que el consumo de música sea menor. Todo lo contrario. Hoy en día, gracias a los dispositivos digitales, nunca se había consumido tanta producción musical.

Con los libros y demás obras impresas pasará algo similar. Todavía no ha llegado al gran público los artefactos de lectura digital (pero llegarán en muy poco tiempo). Pronto también estarán en las escuelas junto con otras tecnologías informáticas que ya están presentes (Internet, pizarras digitales, proyectores multimedia, tablets PC, Wifi, etc.). El cambio es inevitable y solamente podemos tener dudas sobre la rapidez del mismo: ¿cinco o diez años?. Al respecto, el periódico EL PAÍS publicó recientemente un artículo con el ilustratrivo título de El libro digital ganará al papel en 10 años

Les dejo un pequeño videoclip que es un reportaje emitido por la cadena Televión Española 2 donde se ofrecen las visiones y opiniones de distintos especialistas sobre la llegada del libro electrónico. Después de verlo, he ratificado mis opiniones al respecto.



Asimismo, a través del blog de mi colega y amigo Manuel Bragado, editor de libros en lengua gallega (Edicións Xerais) he podido conocer un informe elaborado por el Ministerio de Cultura de Francia sobre el libro digital el cual está traducido al español por EDICIONA. En esta web hay mucha información sobre los ebook que es de alto interés consultar.

Para acabar, aunque esté en lengua gallega, recomiendo ver el resumen de la conferencia que este editor gallego dio en mayo pasado en la Universidade de A Coruña sobre el futuro del libro . Ahí os la dejo.



Manuel Bragado: os futuros do libro from Martin Pawley on Vimeo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es Paradójico o emblemático que Joaquín Rodríguez opine en el video del libro digital junto a un Sulky?. ¿Qué luego tras el ojo del caballo de tiro del sulky la imagen nos transporte al fondo un moderno tren urbano?
Una imagen muy representativa del futuro de un formato de tantos siglos como para que no se resguarde el “sulky de la lectura”.
Cambio, coexistencia y apropiación son palabras claves de este presente.
Comparto que a los lectores nos aguarda una gran fiesta de la lectura. (Igual ya me ataca la ¡nostalgia ¡)
Ana A Chiesa

Clase dijo...

Acabamos de empezar un blog de aula, y al saber que tratas los mismos temas que nosotros, hemos pensado que sería interesante que nos enlazáramos mutuamente.

Nuestro blog tratará sobre recursos, nuestros pensamientos, trabajos...

Nuestro blog se llama 3esotrinitarios.blogspot.com

Te estaríamos agradecidos si nos contestases en tu blog o en el nuestro.

Clase dijo...

Acabamos de empezar un blog de aula, y al saber que tratas los mismos temas que nosotros, hemos pensado que sería interesante que nos enlazáramos mutuamente.

Nuestro blog tratará sobre recursos, nuestros pensamientos, trabajos...

Nuestro blog se llama 3esotrinitarios.blogspot.com

Te estaríamos agradecidos si nos contestases en tu blog o en el nuestro.

manuel area dijo...

estimados 3º ESO Trinitarios

recibid un cordial saludo desde Tenerife
acabo de entrar en vuestro blog y es muy vistoso y agradable

adelante con él y ánimo en el ciberespacio

saludos
manuel area

Claudio dijo...

Hola que buena pagina.

Te escribo también para invitarte a participar en este nuevo blog para dar a conocer los secretos de la psicología para que todos tengamos una vida mejor.

Ven a ver si te sirve, puedes hacer tus preguntas y hasta contar una experiencia.

Te espero

http://nuestrapsique.blogspot.com
http://nuestrapsique.blogspot.com

George dijo...

bueno, puede que ocurra algo así como con los vinilos; osea tu USB llevas decenas de canciones, pero algunos "enamorados", todavía compran vinillos

JESUS SALAZAR dijo...

Hola:
Soy el Lic. Jesus Salazar, estudiante de la Maestría en Comunicación y Tecnologías Educativas del ILCE y CECTE con sede en La Universidad del Golfo de México, Campus Tuxpan, en el estado de Veracruz.
Estuve revisando sus publicaciones y me atrajo mucho este tema del libro electrónico, siempre he pensado que no está por venir una hola digital, que ya estamos empapados en esta marejada que arrastra y el que no sepa navegar pues va a naufragar y es precisamente este mi comentario central, es de suma importancia que se enfrente el reto más predominante que es el de vencer la INFOXICACIÓN de información negativa, turbadora y nubadora de los objetivos académicaos de una brecha digital tan generadora y propiciadora del despertar de las habilidades y capacidades mentales.
Entonces concluyo que los primeros libros digitales deben contener una especie de manuales sumamente entendibles de los principales consejos de navegación y estrategia de busqueda, selección y procesamiento de información.
Le doy las gracias si visita su humilde blog:
http://www.shiatsu76.blogspot.com

Virginia dijo...

No creo que se esté acercando el fin del papel... O al menos espero que no sea así. Siempre digo que nunca cambiaría mis estanterías llenas de libros por una carpeta llena de e-books en mi pc. Creo que seguirán conviviendo. Lo contrario sería una verdadera pena.

Marisa dijo...

Hola Manuel, hace algún tiempo cuando publicaste sobre la digitalización de los libros te comenté que la idea es buena y más para apoyar nuestra naturaleza, imagina cuantos árboles se utilizan par la producción de todos los libros al año, eso si no existe otro material para su elaboración, yo considero que los libros seguirán y seguirán por muchos años, pero su digitalización cada día está más cercana, hasta que llegue el momento en el que podamos adquirir un libro por la única vía del Internet.
Saludos
Marisa