26 octubre, 2008

Software libre y educación: existe otro mundo más allá de Windows


Lo confieso públicamente: desde hace unos pocos meses todos mis ordenadores funcionan bajo el sistema operativo GNU/Linux (en concreto, con la distribución Ubuntu). Vamos que me he "pasado" ya definitivamente al software libre dejando de ser un usuario del entorno Windows de Microsoft.

¿Por qué he realizado este cambio?

Desde hace un par de años estaba en contacto con otros colegas que ya habían apostado por instalar en sus computadoras el software libre y no depender de Microsoft. Las razones que me apuntaban eran por una parte de tipo "técnico" (funciona mejor, no se cuelga el ordenador, no hay virus, ...) y por otra parte, razones "ideológicas" (no es software comercial que responda a intereses mercantiles, la filosofía es compartir y trabajar colaborativamente). Ciertamente estas últimas razones me animaban a asumir los planteamientos del llamado software libre, pero las dificultades técnicas de dicho software nos asustan a los usuarios normales que no tenemos formación informática. Por ello, me resistía a incorporar a mi vida cotidiana la utilización del llamado software libre.

Sin embargo, hay dos hechos que han provocado y facilitado mi transición desde Windows a Linux. Por una parte, la creación en mi universidad de la denominada Oficina de Software Libre de la Universidad de La Laguna. Son un equipo pequeño, pero entusiasta de informáticos -coordinados por el prof. Rodrigo Trujillo- que han desarrollado aplicaciones específicas (como por ejemplo el entorno BARDINUX) y que se dedican a apoyar y difundir el uso de este tipo de software en toda la comunidad educativa de mi universidad. Pero la razón fundamental de esta migración fue que en mis dos ordenadores de trabajo se colaron, a través del navegador, virus que relantizaban y hacían muy incómodo el trabajo en el mismo. La vulnerabilidad de Windows cada vez es superior y los denominados programas cortafuegos y antivirus no siempre te protegen. Me cansé de tanto problemas con el software indeseado que decidí definitivamente ser usuario del llamado software libre.

Pero con este mensaje, además de contar mi experiencia personal, quisiera iniciar una serie de post sobre el potencial y utilidad de este tipo de software en la educación. En este sentido, lo primero que me viene a la cabeza es Moodle, del cual soy un usuario convencido desde hace más de un lustro para el desarrollo y puesta en práctica de mi docencia virtual.

Más allá de Moodle, me he puesto a buscar información en Internet y, como siempre, he encontrado algunas direcciones interesantes que tendré que visitar con mayor detenimiento y que quisiera compartir con Uds. Por ejemplo:
Razones para usar software libre en educación Es una página, en formato artículo, donde se sintetizan las ideas y caracteríticas más destacables de las aplicaciones educativas del software libre. Es muy interesante porque también ofrece enlaces a otros artículos y recursos. Recomendaría empezar por este sitioweb para aquellos que quieran conocer algo sobre software libre y educación.

También es muy recomendable la lectura del capítulo de libro escrito por mi apreciado colega y amigo Adell, J., & Bernabé, Y. (2007). Software libre en educación. Madrid: McGraw-Hill. Leerlo, por favor. No sólo ofrece una visión global clara y comprensible de qué es el software libre, su evolución y argumentos que lo justifican, sino que aterriza en la reflexión sobre su potencial para la educación. En dicho trabaja se cita un artículo de Richard Stallman (2003), el creador del concepto de software libre e impulsor de este movimiento a nivel mundial, donde ofrece algunos argumentos poderosos de la utilidad del software libre para la educación, y que reproduzco a continuación:

1. La primera es que el software libre se puede copiar y redistribuir a precio de
coste. La Administración educativa puede dotar de software a todos sus centros docentes a muy bajo precio y dedicar los recursos ahorrados a otros temas necesarios para la educación: más ordenadores, formación del profesorado, desarrollo de software libre educativo, etc. En los países menos desarrollados, el software libre puede ayudar a dotar de infraestructura tecnológica a sus escuelas y a paliar la “brecha digital” con el mundo desarrollado. Los vendedores de software privativo, que saben de la importancia de la educación para sus futuras ventas, pueden ofrecer software a muy bajo coste o gratuito a
las escuelas. Pero se trata en realidad de una estrategia comercial para captar futuros clientes y para formarlo en sus productos a costa del erario público. Es una simple trampa.


2. La escuela ha de enseñar a los estudiantes valores y estilos de vida quebeneficien a toda la sociedad. La escuela ha de promover el uso de software libre por la misma razón que promueve el reciclaje: porque nos beneficia a todos. Si los estudiantes usan el software libre y aprenden que es mejor que el privativo, cuando sean adultos seguirán usando el software libre. Eso permitirá a la sociedad liberarse de los abusos y del control de las multinacionales que controlan el software privativo.



3. El software libre favorece que los estudiantes aprendan cómo funcionan los

ordenadores y el propio software. Los futuros programadores se inician en la programación durante la adolescencia. Es una etapa clave en la que necesitan buenos modelos y ejemplos para modificar, copiar y “jugar” con ellos. Necesitan desafíos. El software libre, al permitir el acceso al código fuente del programa, les facilita enormemente el aprendizaje. El software privativo es una “caja negra” que no aporta nada para satisfacer su curiosidad y sus ansias de saber. El mensaje que les envía el software privativo es “el conocimiento es una mercancía, lo que quieres saber es un secreto comercial, aprender está prohibido por la ley”. El software privativo mantiene a la gente alejada del conocimiento, sacraliza la tecnología y contribuye interesadamente a la ignorancia tecnológica que tan buenos resultados económicos les proporciona a las empresas que lo comercializan.


4. Pero, aunque muchos adolescentes no sientan curiosidad por cómo estánhechos los programas de ordenador, hay valores generales que persigue la educación que están en claro conflicto con el mensaje que transmite el software privativo. Las escuelas deben enseñar hechos, conceptos, principios y procedimientos, pero también valores. La misión de la escuela es enseñar a las personas a ser buenos ciudadanos, a cooperar con los demás, a ser solidarios. Esta es la base de la sociedad. En informática, cooperar significa, entre otras cosas, compartir software, poder hacer copias a todos los compañeros de clase, llevarse a casa el software que se usa en la escuela. Y todo eso, con el software privativo es un delito.



5. Finalmente, enseñar a los estudiantes a usar software libre y a participar en la comunidad de usuarios/desarrolladores de software libre es una lección cívica llevada a la práctica. También enseña a los estudiantes que el ideal es el modelo de servicio público y la solidaridad, no el modelo del bhttp://www.blogger.com/img/blank.gifeneficio a cualquier precio de los magnates. Todos los niveles pueden y deben usar software libre.

STALLMAN, R.M. (2003). Por qué las escuelas deben usar exclusivamente software libre. Disponible en http://www.gnu.org/philosophy/schools.es.html .

Seguiremos hablando de todo ello en próximos mensajes. Como hago últimamente, les dejo un pequeño videoclip que encontré en YouTube donde Stallman habla en español, explica qué es el software libre y ofrece las razones de porqué las escuelas deben incorporarlo a sus aulas.




9 comentarios:

Virginia Ithurburu dijo...

En estas semanas, debido a un curso sobre moodle, he tenido varios interrogantes frente a la educación pública y el software libre. Muchas instituciones públicas en el contexto en el que trabajo no usan software libre, sino privados, ¿por qué esta situación es tan frecuente?, ¿qué transformaciones son necesarias para usar un software libre en lugar de uno privado?.
Después de leer este post, comprendo con más de claridad lo que venía pensando en relación a esta problemática sobre la elección de un software libre, la misma no radica sólo en su uso instrumental, sino también refiere a decisiones políticas e ideológicas.

Un abrazo, Virginia.

Anónimo dijo...

Hola Manuel, todo lo que comentas es muy cierto, yo he tenido la oportunidad de conocer Linux y usar la distribución de Suse para impartir clase, sin embargo, tengo severos problemas con los alumnos, primero ellos no ven mucha utilidad en aprender a usar un software en la escuela y otro en casa, y aún cuando tienen la posibilidad de instalarlo a muy bajo costo o gratis en sus casas, se sienten inseguros de hacerlo; segundo aún cuando en la escuela estamos comenzando a usar este software, el mundo laboral sigue siendo territorio de microsoft, en este sentido parece que estamos desfasados entre las escuelas y el campo laboral, bien es cierto que si un alumno aprende en software libre puede fácilmente usar microsof, pero cuando la mayoría de los alumnos estan tan habituados al sistema operativo windows, es muy difícil convencerlos de que muden al software libre.

Clara

Dr_solaris dijo...

Hola Manuel:

En primer lugar, afirmar que el software libre es el camino acertado en esto de las nuevas tecnologías.

Pero, cómo luchar contra los intereses económicos de las administraciones. En Aragón, el proyecto de Tablet Pc, incorpora windows, por supuesto. En una ocasión, en un congreso de nntt, le pregunté a la Directora General de Educación Eva Almunia: ¿por qué software de pago?
Ella argumentó los acuerdos que facilitan Tablets Pc, que proporciona Microsoft...pero no facilitó ningún dato más al respecto... Entoces entendemos que es una cuestión política, y que alguien "se llena" el bolsillo con ello...
También es cierto que con la proliferación de los programas de intercambio de archivos p2p, la compra de software es escasa...entre tener un windows pirateado y tener Linux y software libre...la balanza inclina en favor de windows...que es lo que utiliza la mayoría...y sin compli caciones...
Pero si las administraciones educativas no apoyan la cultura del software libre...mal lo tenemos...

Considero que si la programación fuera una asignatura más de nuestro sistema educativo, como inglés, lengua...otra cosa sería...entendemos que las nntt son el futuro...que si no aprendes eres un analfabeto digital...entonces el lenguaje de programación es importante, es un lenguaje más, es el lenguaje internacional de las nntt...y eso ayudado con el software libre deja la posibilidad de adecuarlos a nuestros intereses...crear nuestros propios programas...utilidades...juegos...
La realidad es que un "alumno medio" de primaria o de secundaria sabe manejar el ordenador, más menos, pero no le preguntes por nada que tenga que ver con la programación, con la configuración, con la manipulación de herramientas de edición...

Hay estudios que afirman que el estudio del lenguaje de programación ayuda a otras áreas de conocimiento...a mí me ayudó el simple "basic" de mi Msx y Spectrum...

Dr_solaris dijo...

Por cierto Manuel, no has dejado de ser un usuario, has dejado de ser un "esclavo" de Microsoft...
jejeje (Matrix)

Maestria CECTE dijo...

Buenas tardes Manuel, primero que nada muchas felicidades por tu blog, ya que habla mucho de las TIC un tema en el que muchos apenas estamos incursionando.

Por otro lado comparto la idea del uso de sonfware libre ya que facilita muchas actividades que se realizan y en las instituciones educativas con mayor razon debemos promoverlo ya que el acceso a las licencias es muy costoso.

Saludos

Blanca Mónica

Escribana dijo...

Un saludo desde México.

Trabajo en una institución académica de nivel medio en un municipio del estado de Michoacán llamado Ciudad Hidalgo. Doy asesorías a personas que quieren terminan sus estudios de manera abierta (no escolarizada) por lo que muchos de ellos viven en comunidades muy lejanas, pobres y sin tecnología. Por lo tanto creo que sería muy buena idea poder proporcionarles a ellos este tipo de software, debido a que no son consumidores de microsoft sino que justamente vienen a la escuela para aprender a manejar las computadoras y otro tipo de conocimientos. Me gustaría -de ser posible- que pudieras contactarme con alguna persona que nos pudiera asesorar en este sentido.
Para la gente que viene a estudiar a este centro no son comunes las computadores y su adquisición les representa un gasto impensable, pero con linux creo que les harían más accesible la tecnología


Liliana Alva Regalado

Olivia Plata Garbutt dijo...

Hola Manuel:

Ha sido un verdadero placer caminar por tu blog. Me has dado la oportunidad de conocer y analizar una estructura sencilla, limpia y amigable ¡Gracias por ello!

Coincido en todo momento en que el uso de software libre, en el contexto educativo, es altamente recomendable y deseable. El alumno no sólo entra en contacto con la tecnología disponible, sino que además tiene la oportunidad de imaginar y crear nuevas formas de desarrollarla; nuevas formas de participación, innovación e inclusión.

Olivia Plata Garbutt

salma dijo...

Me parece que este artículo es buenisimo, yo no tengo mucha expereincia en el uso de las computadoras, pero considero que ya es inevitable que el proceso de enseñanza aprendizaje se sustente en la tecnología. si los docentes no implementamos estrategias de como llevar la tecnología al aula, pronto seremos descalificados por los estudiantes.
Considero que al gobierno le corresponde la infraestructura y a nosotros los docentes el compromiso de capacitarnos.
Salma

Andrea dijo...

Siempre hemos tenido software libre, solo que mal intencionado, las compañías con fines de lucro permiten bajar los llamados “demos” o “free” para crear la adicción a los programas, por un lado nos permite hacer uso a ciertas herramientas del programa y por otro al querer hacer uso de las herramientas “mejores” o las que son novedad tenemos que pagar. Los hay también quienes nos permiten tenerlo por cierto tiempo de uso. Es por tanto que el software libre nos va a traer muchos beneficios en primer lugar permitir que más estudiantes tengan acceso a la tecnología sin tener que pagar costosísimas licencias, en segundo lugar no vivir “casados” con la empresa de mayor envergadura en el área informática: Microsoft, empresa que solo ha monopolizado el mercado y a la que estamos a su merced tanto en costos como en plataformas tan inestables como el Windows vista. El software libre trae consigo la eliminación de la “brecha digital” y la anulación de la “discriminación tecnológica”, bien valdría la pena su uso en el sector educativo.