13 enero, 2009

Hoy entrevistamos a.......... manuel area

Hace pocos días apareció en el blog argentino Las TICs en la Educación una entrevista que me realizó Gabriela M. Spadoni vía correo electrónico. Quiero agradecerle a esta profesora la amabilidad en considerar que mis respuestas pudieran ser de interés. Aproveché esta entrevista para exponer mis ideas con relación a la incorporación de las TIC en las aulas y escuelas, así como para hacer balance de mi trayectoria como docente universitario en el uso de Internet.

Reproduzco, a continuación, dicha entrevista tal como fue publicada en el referido blog.

miércoles 7 de enero de 2009

Invitado especial: entrevista a Manuel Area Moreira.

Es un orgullo contar en este espacio con las visiones, miradas y recorridos de un profesional experimentado y comprometido en la inclusión pedagógica de las tecnologías de la información y la comunicación como es Manuel Area Moreira, a quien conocí a través de sus escritos allá por el año 2000 cuando cursaba la asignatura "Educación y Nuevas Tecnologías" en el marco de la Licenciatura en Educación (Universidad Virtual de Quilmes)

En aquel entonces, me agradó especialmente su claridad de pensamiento y expresión para iluminar el campo de la tecnología educativa, en un momento en el que muchos recién comenzábamos a incursionar y tomar el gusto por la temática. Navegando por la red, tuve la oportunidad de interiorizarme en mayor grado sobre el desarrollo profesional del especialista, contactarlo y tener hoy la oportunidad de contar con la esperada entrevista que leerán a continuación. Pero antes, una síntesis de su trayectoria profesional.

Manuel Area Moreira, es Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Santiago de Compostela y Doctor en Pedagogía por la Universidad de La Laguna (Islas Canarias, España). Actualmente, se desempeña como catedrático de Didáctica y Organización Escolar (Tecnología Educativa) en la Facultad de Educación de la respectiva Universidad.

Dirige el Grupo de Investigación denominado LABORATORIO DE EDUCACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS (EdULLab) de la Universidad de La Laguna.

Es Presidente de la RED UNIVERSITARIA DE TECNOLOGÍA EDUCATIVA (RUTE)

Entre algunos de sus méritos constan, la administración del BLOG Ordenadores en el aula dedicado al análisis y reflexión sobre los retos de la educación ante la tecnología y cultura digital y la administración de la Red Docente de Tecnología Educativa, una comunidad virtual de docentes e investigadores latinoamericanos

Es miembro de comités editoriales y científicos de distintas revistas académicas como:
Revista de Innovación Educativa (Universidad de Santiago de Compostela)
Revista de Medios y Educación. Pixel-Bit (Universidad de Sevilla)
Revista Electrónica Heuresis (Universidad de Cádiz)
Anuario de Pedagogía (Universidad de Zaragoza)
Profesorado (Universidad de Granada)
Revista Electrónica de Tecnología Educativa (RELATEC) (Universidad de Extremadura. Red Universitaria de Tecnología Educativa)



En diálogo con Manuel Area Moreira...

GMS - ¿Desde cuándo incursionó y qué motivaciones tuvo como educador para aplicar las tecnologías de la información y la comunicación en sus clases?

MAM - En muchos aspectos mi historia personal es similar a la de muchos de mi generación. Empecé a usar computadoras hace más de veinticinco años, a principios de la década de los años ochenta. Mi primera máquina fue un ordenador Spectrum de 48 K. Era muy simple: un pequeño aparato con las teclas de goma que necesitaba conectar a un televisor y a una cassette ya que el almacenamiento de información no era en discos, sino en cintas. Más adelante compré un PC clónico que no tenía ni siquiera disco duro, pero sí dos disketeras: una para discos flexibles de 360 kb. y otra de poco más de 1 mega. Tuve que aprender los rudimentos del lenguaje BASIC ya que no existían las actuales interfaces gráficas con iconos y sonidos y las órdenes había que escribirlas en texto. En aquellos tiempos la computadora la utilizaba únicamente como una máquina de escribir que me parecía maravillosa y sofisticada donde empleaba un software llamado “WordPerfect” (confieso que alguna vez también la utilicé para jugar). No me había planteado su uso educativo ya que no estaban disponibles en mi centro educativo y, además, eran poco atractivas, aunque a mis estudiantes les hablaba de lo que eran los ordenadores, sus características y componentes -y de que algún día podrían cambiar la enseñanza. Todo muy teórico.
Los primeros usos didácticos de las computadoras en mis clases los realicé a principios de la década de los noventa del siglo XX con la aparición del multimedia. De forma paralela se creó una sala de informática en mi Facultad por lo que empecé a llevar ocasionalmente a mis estudiantes a la misma ya que en aquellos años se editaron programas o software multimedia educativo: diccionarios y enciclopedias interactivas sobre historia, sobre arte, sobre animales, sobre aventuras en el fondo del mar o el espacio, sobre el cuerpo humano, etc. También se publicó mucho software de ejercicios mecánicos y repetitivos para realizar tareas escolares de matemáticas, vocabulario o de geografía. Pero no me interesaron porque eran similares a las actividades de los libros de texto.
La aplicación plena y uso educativo continuado de las computadores en mi docencia comenzó cuando apareció Internet, y especialmente la WWW. Para mi Internet me abrió mil posibilidades para renovar profundamente mi forma de docencia universitaria. Enseguida intuí sus potencialidades para la enseñanza. Aprendí los rudimentos del HTML y la lógica de la estructura hipertextual elaborando mi primera página web con fines educativos a finales del año 1997. Era muy simple y llena de información sobre mi mismo (era más un sitio personal, que un sitio pedagógico). Al curso siguiente creé un sitio web con una estructura didáctica para el estudio de la asignatura que imparto (Tecnología Educativa) y que tenían que emplear de forma continuada mis estudiantes. Lo curioso es que ninguno tenía Internet (ni sabían lo que era), y el uso de ese sitio web tenía que ser realizado presencialmente en el salón de computadoras de la Facultad bajo mi supervisión. Todo era muy rudimentario.
Muchas cosas han cambiado en estos últimos diez años. Internet se ha extendido por todas partes, la docencia a través de aulas virtuales ya es algo habitual en muchas asignaturas, mis estudiantes son cibernautas diarios y desde hace tiempo no empleo el salón de computadoras porque tanto mis alumnos como yo disponemos de Internet en nuestros hogares... Ahora todo es distinto. Mis alumnos son ya una generación conectada...

GMS - ¿En qué sentidos las TIC pueden llegar a innovar los procesos de enseñanza y aprendizaje?

MAM - Las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) por sí solas no innovan la enseñanza ni el aprendizaje. Desde mi punto de vista es una falacia creer que el mero hecho de incorporar tecnologías en el aula éstas generan de forma casi automática un incremento de la calidad educativa y del aprendizaje. Es cierto que las TIC al principio provocan interés y motivación de los estudiantes ya que por su novedad y su automatismo les resultan atractivas frente a los libros. Sin embargo, para que esta motivación se mantenga en el tiempo y que se transforme en aprendizaje valioso es necesario que el profesor planifique y organice actividades pedagógicas. En este sentido, las TIC abren nuevas posibilidades educativas que no permiten las tecnologías tradicionales como los libros o el video. Me refiero a que las TIC, y sobre todo Internet, permiten desarrollar con más facilidad un proceso constructivista del conocimiento a los alumnos por ejemplo a través de Webquest o a través del desarrollo de proyectos de trabajo empleando los buscadores o las múltiples fuentes de información de la Red, permite acceder con facilidad a los periódicos digitales, a documentales o videoclips, a los portalesweb de instituciones y asociaciones, etc. Asimismo las TIC facilitan la posibilidad de creación y expresión de los estudiantes mediante los procesadores de texto, los programas de creación de multimedia o de edición digital de imágenes y videos. Otro aspecto importante es que las TIC abren la puerta al trabajo colaborativo y la comunicación más allá de los límites físicos del aula mediante los blogs, las wikis, los foros de debate y cualquier otro recurso que ofrecen las redes sociales. En definitiva, las TIC son una oportunidad para que los maestros nos replanteemos qué deben aprender los alumnos y la metodología de enseñanza que empleamos con ellos. Por ello es importante planificar los tiempos y las tareas de aprendizaje que los alumnos tienen que realizar ante las computadoras. Lo que hay que innovar principalmente son nuestras ideas y los métodos de enseñanza, no sólo las tecnologías.

GMS- Mencione tres experiencias realizadas que considere que han permitido mayores logros en el aprendizaje de los estudiantes.

MAM- En primer lugar debo decir que enseño a estudiantes universitarios, que ya son personas adultas. En segundo lugar que combino tanto la docencia en la clase presencial como en un aula virtual. Mi intención básica es ofrecerles experiencias de aprendizaje valiosas a través de las tecnologías. Por lo que me es difícil seleccionar tareas o actividades concretas con TIC porque concibo el proceso educativo como un continuum, como una única experiencia de aprendizaje que comienza el primer dia de clase y finaliza con el último. Pero voy a destacar tres actividades que les solicito a mis estudiantes en el aula virtual de la asignatura:

 el diario digital de clase. Semanalmente mis estudiantes tienen que contar en su diario digital (al que solamente tenemos acceso su autor y yo como profesor) qué ha ocurrido en la clase presencial, que describan los contenidos tratados y ofrezcan su propia valoración de los mismos. El “diario” es una actividad muy potente porque obliga al estudiante a tomar notas y estar atento a la dinámica de la clase, a tener que sintetizar y explicar con sus propias palabras los temas tratados y sobre todo a ofrecer su punto de vista personal.

 la wikipedia de la asignatura. Esta es otra actividad que llevo poniendo en práctica en los tres últimos años. Es interesante porque requiere que sean los propios estudiantes quienes definan los términos o conceptos más relevantes de la materia que estudiamos. El hecho de que tengan que elaborar un listado de términos me indica lo que saben o lo que piensan sobre los contenidos de la asignatura. Asimismo al ser una wiki que elaboran en grupos de cuatro o cinco personas me da información sobre el proceso de construcción social del diccionario y de las aportaciones individuales.

 el edublog personal. Esta quizás sea una de las actividades más exitosas entre mis estudiantes. Cuando comenzamos el curso casi nadie tiene un blog personal, y al finalizar todos, en mayor o menor medida, disponen de su propio blog educativo. Es una tarea que muestra el grado de creatividad de los estudiantes, de su implicación en la asignatura y de las opiniones que tienen sobre la educación y la tecnología. Además pueden difundir, en dicho blog, sus propias creaciones realizadas en formato de presentaciones multimedia o de videoclips.

GMS - ¿Qué apropiaciones ha realizado de las herramientas que brinda la web 2.0? ¿Qué importancia le adjudica a las redes sociales?

MAM - Como señalé antes soy un usuario de Internet desde hace varios años. Mis primeras experiencias con Internet me resultaban fascinantes, casi mágicas como era enviar una carta electrónica o entrar en una biblioteca digital. Fui, en su momento, un usuario curioso de los IRC (Internet Relay Chat), elaboré mi página web personal hace más de una década atrás, y me asocié a algunas listas de distribución de correo electrónico. Actualmente soy un usuario habitual de la web 2.0. con blog, participación en redes, etc.
Creo que los recursos de la web 2.0 han abierto una nueva etapa o fase de Internet caracterizada más por la comunicación interpersonal que por la mera lectura de información en la WWW. Veo a mis hijos y alumnos que son usuarios habituales de My Space, Facebook o de Tuenti y supongo que esta tendencia se acrecenterá en los próximos años. Para los adolescentes y jovenes este tipo de intercambio es algo normal. No ocurre así con los adultos. Mi interés, ahora, estriba en cómo emplear estas tecnologías para la promoción de redes profesionales de la docencia. Hay creadas muchas redes sociales de profesores, pero su actividad es bastante limitada. Por ahora, el profesorado es más un “mirón” o vouyer de la web, que un participante activo de la misma que sube fotos, videos o participa en foros. Supongo que poco a poco irá cambiando esta tendencia e Internet también sea un espacio que del se apropie el profesorado y participe activamente.

GMS - Ud. presenta su blog "Ordenadores en el aula" como un blog sobre los retos de la educación ante la tecnología y cultura digital ¿Puede nombrarnos / describirnos algunos de esos "retos"?

MAM - Evidentemente es muy pretencioso pensar que desde un blog pueden abordarse todos los “retos” de la educación ante las nuevas tecnologías y la cultura que los rodea. La educación es un fenómeno social muy complejo, y lo único a lo que aspiro es a ofrecer mi opinión al respecto y compartirla en la Red. El blog lo creé a finales de 2006 con la intención de experimentar dicho recurso. Previamente en 2004 había comenzado otro, pero que fue efímero ya que me faltó disciplina y continuidad en la escritura. ¿Qué pretendo con el blog? No lo sé muy bien. Supongo que hablar sobre tecnología y educación. Y que me lean. Si no hay lectores, creo que no tiene sentido escribir un blog, al menos para mí. En el blog abordo temáticas muy diversas que pudieran tener interés para aquellos educadores interesados en el uso de la tecnología en su práctica docente y, sobre todo, en para qué y cómo educar a los niños y jóvenes del siglo XXI. Aquí radican, en esencia, los retos a los que me refiero: reflexionar sobre los cambios que se están produciendo en la cultura infantil y sobre las prácticas de socialización de las nuevas generaciones ante la omnipresencia de las tecnologías, y en consecuencia, analizar críticamente el modelo educativo que estamos desarrollando los docentes tanto en el contexto escolar como universitario sugiriendo propuestas alternativas e innovadoras pedagógicamente. La sociedad del siglo XXI es radicalmente distinta de la sociedad en la que nacimos a mediados del siglo XX. Por ello, la escuela y la enseñanza del presente no puede seguir reproduciendo los contenidos y métodos que eran válidos décadas atrás. Con el blog pretendo hacer públicas estas reflexiones y compartir aquellas noticias o informaciones relacionadas con esta problemática a otros educadores.

GMS - ¿Por qué motivos cree que muchos educadores todavía no aplican las TIC a sus clases?

MAM - Las razones que entorpecen el uso de las TIC en las escuelas son muchas y variadas: hacen falta importantes inversiones económicas para equipar adecuadamente a los centros con infraestructuras y equipos tecnológicos, el profesorado debe formarse y cualificarse tanto en la tecnología digital como en su uso pedagógico, todavía no existen suficientes y variados materiales didácticos en formato digital, es preciso reorganizar los métodos y formas de trabajo académico entre docentes y alumnos, cambiar las mentalidades educativas, etc.
Pero, desde mi punto de vista, el problema de mayor envergadura estriba en que el sistema escolar, como institución social, es un como un dinosaurio al que le cuesta moverse y evolucionar. La institución escolar, es un invento articulado alrededor de la tecnología impresa que nació a mediados del siglo XIX para dar respuesta a las necesidades culturales y sociales de la llamada sociedad industrial. Sin embargo, hoy en día, en pleno siglo XXI el panorama económico, cultural y tecnológico ha sufrido una fuerte mutación o transformación: vivimos en una sociedad informacional cuyo ámbito de actuación es la globalidad del planeta y gran parte de la producción cultural se realiza en formatos audiovisuales y digitales. En consecuencia, el modelo tradicional de escolaridad basado en un grupo de alumnos en un aula que trabajan en torno a un libro de texto está entrando en crisis.
Por otra parte el profesorado actual fue criado y enseñado bajo los parámetros de la cultura impresa, de la linealidad organizativa que impone el discurso narrativo de los libros y la lectura. Muchos adultos y entre ellos grandes colectivos de docentes tienen enormes dificultades para interaccionar con máquinas digitales y con las formas culturales de las mismas como es la organización hipertextual de la información. Esto provoca un problema nuevo y desconocido problema educativo: que el alumnado sabe más que sus padres y profesores sobre la tecnología. Y ante esta situación muchos docentes no saben cómo actuar. Se sienten inseguros ante la gestión del aula y el modo de organizar los procesos de trabajo del alumnado. Por ello siguen aferrándose al libro de texto porque les ofrece seguridad para ejercer su actividad docente.
Por ello el cambio a otro modelo de concepción y práctica curricular apoyada en el uso de tecnologías digitales será, inevitablemente, un proceso lento y lleno de dificultades de diversa índole. En este sentido, es imprescindible la inversión económica adecuada en recursos tecnológicos y en formación docente. Sin tecnología en los centros no podrán realizarse prácticas educativas con TIC. También es necesario el compromiso del profesorado en este proceso de cambio educativo. Pero tengo esperanza en el profesorado. Muchos ya son usuarios de las tecnologías.

GMS - ¿Qué rol le adjudica Ud. a las políticas públicas en inclusión de TIC en las escuelas?

MAM - Las políticas educativas en general, y sobre las TIC en particular, son fundamentales para cambiar y mejorar la escuela. Sin políticas gubernamentales no hay dinero, ni apoyo, ni recursos para enseñar.
Sin las condiciones apropiadas (espacios físicos, materiales didácticos, recursos tecnológicos, ...) ningún maestro puede desarrollar adecuadamente su docencia. Por ello, las políticas son importantes, porque señalan las prioridades de dónde debe invertirse en educación. Sin embargo, también es cierto, que muchas veces las políticas son mera retórica, mero discurso. Se declara que la educación es muy relevante o que se considera que hay que formar para la sociedad del siglo XXI, pero luego ello no se ve traducido en los gastos o inversiones de dotación de infraestructuras de recursos, en el incremento de computadoras en los centros, o en un mejor salario para los docentes. Por último me gustaría señalar que en los procesos de cambio educativo las políticas ayudan y son una condición necesaria, pero también requieren de compromisos de todos los sectores y agentes sociales (administradores, docentes, familias, sindicatos, universidades, etc). La incorporación de las TIC a las escuelas y la innovación educativa requieren ambas cuestiones: dinero y compromiso social.
Me gustaría creer que poco a poco las instituciones educativas -desde la escuela a la universidad- están ofertando una formación de mayor calidad a los futuros ciudadanos que les permita construir una sociedad digital que sea culta, democrática y solidaria. La educación es nuestra esperanza.

GMS - Si desempeñara una función pública y tuviera que decidir entre invertir en pizarras digitales o una laptop por niño/a ¿Qué decisión tomaría? ¿Por qué cree que sería más beneficiosa?

MAM - No me gustan estas preguntas tan dicotómicas de elección entre el blanco o el negro. La realidad nunca es tan simple, siempre es compleja, o si se prefiere llena de matices del gris. Creo que en las aulas debieran existir tanto las pizarras digitales como los laptops u ordenadores portátiles, como les llamamos en España. Son tecnologías que tienen usos y funcionalidades diferentes y por ello son complementarias. Las pizarras sirven para el trabajo en gran grupo, para desarrollar tareas colectivas que requieren la atención de toda la clase: una exposición, una demostración, la cumplimentación pública de ejercicios o actividades de Internet, la búsqueda de información colectiva, ... Los laptop, por el contrario, son útiles para el trabajo individual o de pequeño grupo. Sirven para el desarrollo de las competencias y habilidades personales de los estudiantes en torno a la información, a la expresión y a la comunicación mediante la tecnología. Creo que estas computadoras personales son necesarias y útiles para que los alumnos puedan cumplimentar exitosamente sus trabajos académicos en el aula.
Por ello, considero que no debiera optarse por tener que elegir entre pizarras digitales, útiles para el trabajo de gran grupo, o por los laptops, tecnologías necesarias para la actividad individual y de pequeño grupo. Una escuela de calidad del siglo XXI debiera disponer de ambas tecnologías, pero sobre todo desarrollar un proceso de enseñanza y aprendizaje variado que ofrezca a los alumnos experiencias activas de construcción del conocimiento, de expresión personal y de comunicación social.

GMS - ¿Qué recorridos respecto a incorporación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación en la enseñanza ha logrado España en comparación con los contextos educativos latinoamericanos?

No puedo comparar la situación española con la de América Latina ya que me faltan datos de las políticas específicas sobre TIC en los distintos países latinoamericanos. Sin embargo puedo contarles lo que ha pasado en mi país. En España los primeros programas gubernamentales para incorporar las computadoras a las escuelas comenzaron a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado. Fue el proyecto Atenea que luego se reconvirtió y se llamó PNTIC (Programa Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación). Hoy en día ya no existe como tal, pero fue la cantera de formación de muchos docentes entusiasmados con la informática. Destacaría de la situación del sistema escolar español los siguientes rasgos:
 la dotación de los recursos tecnológicos (computadoras y telecomunicaciones) así como la formación del profesorado en TIC no la gestiona el gobierno central sino que está transferida a los gobiernos autonómicos o regiones desarrollando éstos sus propias políticas educativas con relación a las TIC, aunque existen instancias de coordinación de las mismas.
 Existe, desde hace varios años, una notable inversión económica en estos equipamientos para las escuelas y en líneas generales todas las escuelas o centros educativos tienen acceso a Internet de banda ancha y cuentan con un número amplio de computadoras y otras tecnologías digitales (proyectores, pizarras, ...). Es necesario señalar que muchas de estas acciones se financiaron con fondos procedentes de la Unión Europea.
 El profesorado ha recibido numerosos cursos y formación en tecnología (sobre el uso de la ofimática, de la navegación web, del software educativo, ...) y una gran mayoría del profesorado español tiene sus propias computadoras y acceso a Internet en el hogar.
 Se ha incorporado al curriculum oficial, a través de la LOE, la necesidad de formar en las competencias digitales del alumnado tanto de la Educación Primaria como Secundaria Obligatoria. Este es un dato relevante porque por primera vez se ha oficializado la formación digital de los estudiantes en las escuelas y que ello debe hacerse desde todas las áreas y asignaturas.

Sin embargo, a pesar de estos datos esperanzadores, todavía el uso pedagógico de las TIC deja mucho que desear en las escuelas de mi país. Quizás es inevitable que así ocurra porque es fácil introducir tecnología -es solo un problema de inversión económica-, pero es mucho más difícil cambiar las prácticas y mentalidades docentes. No es fácil pasar de una escuela basada en el libro de texto como único material didáctico, a un modelo de enseñanza donde el texto tiene que coexistir con las computadoras. Este cambio es gradual, lento y quizás requiera el paso de una generación de docentes. Creo que esto último es un fenómeno que compartimos todos los sistemas escolares tanto europeos como latinoamericanos.

Ahora mismo, en mi país, están proliferando las redes sociales de docentes, aunque cuantitativamente siguen siendo minoritarias. Existe una que se llama “Internet en el aula” (http://internetenelaula.ning.com) en la que están registrados más de dos mil profesores y es muy activa. También se están creando muchos materiales didácticos digitales donde destaca el repositorio llamado Agrega. En definitiva, ahora el reto de las TIC en las escuelas españolas no es tanto la apuesta por la dotación de recursos tecnológicos, sino en innovar y mejorar la calidad de los procesos educativos con la tecnología.

GMS - ¿Qué modificaciones en la cultura institucional sugeriría para que la inclusión de los recursos que nos ofrece la era digital no estén depositados en el profesor de informática y pueda lograrse una integración genuina de las TIC a nivel curricular?

MAM - Lo primero es que cada profesor o profesora tiene asumir que el uso educativo de las computadoras es responsabilidad suya y de todo el equipo docente del centro, no sólo del profesor de informática. El ordenador es una herramienta de acceso a la cultura y al conocimiento al igual que son los libros. Reducir el uso de las TIC únicamente a las clases de informática es como reducir el uso de los libros únicamente a las clases de literatura. Sería absurdo. El problema no es enseñar a los alumnos el manejo del software y demás herramientas informáticas. Considero que lo relevante no es enseñar los procedimientos técnicos de la tecnología, sino el uso inteligente, creativo y crítico de la misma. Lo importante es que en las clases de Historia, de Literatura, de Matemáticas o de Biología los alumnos aprendan a buscar información a través de las TIC, elaboren sus proyectos y trabajos mediante distintos software sea de procesadores de texto, de multimedia o de videoclips, sean capaces de comunicarse y trabajar de forma colaborativa a través de espacios virtuales, etc. En España a esto le llamamos la “competencia digital” y es un eje central del actual curriculum escolar que tienen que desarrollar todas las materias.
Por otra parte, para una adecuada integración pedagógica de las TIC es necesario que éstas estén dentro del aula o salón de clase. Me parece que las aulas de informática donde se centralizan las computadoras en un único espacio del centro es algo del siglo pasado. Creo que es más potente un único laptop conectado a Internet en la clase, a modo de un rincón o taller, que muchos ordenadores en una sala lejana.
Finalmente es necesario que los profesores de un mismo centro escolar elaboren proyectos conjuntos innovadores que impliquen algún uso de las TIC. Sería importante incorporar a los planes curriculares de cada centro a la tecnología como un eje transversal de trabajo, como un objetivo central de la formación de los estudiantes. Como decía al principio, las computadoras deben ser asumidas no sólo como responsabilidad exclusiva del docente de informática, sino de todos los agentes educativos.

GMS - ¿Qué sugerencia u orientación le brindaría a un docente que no sabe como comenzar a incluir las TIC en la enseñanza?

MAM - Mucha paciencia e ilusión. Esta es la receta básica ante cualquier nuevo reto profesional. Enseñar con computadoras es una práctica docente que no se adquiere de la noche a la mañana ni con un cursillo. Es un proceso lento, gradual y lleno de altibajos. Por ello, recomiendo a aquel profesor o profesora que quiera iniciar una experiencia de uso de las TIC con sus estudiantes tres cosas: La primera es que se atreva a usar estas máquinas para realizar alguna pequeña experiencia que sea fácil. Por ejemplo, que los chicos busquen información en Internet sobre un tema concreto o que realicen las actividades que ofrece un determinado software o sitio Web relacionado con la asignatura. Estoy convencido que sus estudiantes estarán entusiasmados con esas actividades. Lo segundo, es que planifique adecuadamente esa experiencia. Que no improvise y deje las cosas al azar. Si estas primeras experiencias de uso de las TIC fracasan entonces difícilmente ese docente volverá a intentarlo de nuevo. Y en tercer lugar, mantener la calma ante los problemas y dificultades tećnicas que surjan. Es normal que las computadoras se “cuelguen”, que sean lentas en su funcionamiento o que el servidor no funcione y en consecuencia no se pueda acceder a Internet. No pasa nada. Se propone otra actividad alternativa (un debate, una lectura, una exposición, o lo que sea). Por ello, insisto, lo relevante e siempre tener paciencia e ilusión en la enseñanza y añadiría también el compromiso con la formación ciudadana de nuestros alumnos. El reto es ser educadores de una generación de niños, adolescentes y jóvenes que ya son los primeros habitantes de una sociedad donde la tecnología y la cultura digital están omnipresentes. Nuestra responsabilidad es formarles como ciudadanos cultos, democráticos y solidarios.

Descargar la entrevista aquí.

Muchas gracias Manuel por tu generosidad al compartir saberes y experiencias para la sección entrevistas a especialistas del Blog "Las TICs en la Educación".